Envíos de acero: el manejo adecuado es lo que cuenta

Acero Envíos de acero: el manejo adecuado es lo que cuenta

Ya sea en un contenedor o como Break Bulk, los productos elaborados con acero y acero como materia prima se pueden enviar de diferentes formas, dependiendo de su tamaño y peso. El manejo específico de la carga juega un papel clave, porque cada tipo de acero tiene sus características individuales.


La sensibilidad, la textura, la forma y el peso del acero, son entre otros factores que determinan los métodos de manipulación. Los especialistas de Karl Gross tienen décadas de experiencia en envíos de este material y sus productos. Ellos saben exactamente lo que se debe tener en cuenta.

"El manejo de envíos de productos de acero y de acero como materia prima es muy diferente de manejar envíos de otros tipos de bienes/productos", comenta Jörg Kutsch, jefe de nuestro departamento de acero en nuestra sede en Bremen. "Hay que tener en cuenta muchos factores para elegir los métodos de manipulación y especialmente la carga de los diferentes productos, como placas de acero, tubos o bobinas. La forma, el peso, la sensibilidad y la textura son buenos ejemplos. Los productos laminados en frío son mucho más sensibles que los laminados en caliente, para dar un ejemplo específico. Para estos, es importante protegerlos de la humedad por todos los medios.

Todo inicia en el embalaje

El envío especializado de productos de acero y acero como materia prima ya comienza con la elección correcta del embalaje, en el caso sea necesario. Es importante vigilar los posibles cambios de temperatura que puedan ocurrir durante el viaje del producto. Si no se tienen en cuenta dichos factores, es posible que se dañen bienes delicados durante el transporte. El resultado: oxidación – como consecuencia de la condensación o el agua de mar. "Al enviar lotes de producción que se producen específicamente para un cliente, el daño a la entrega podría tener graves consecuencias, incluso el tiempo de inactividad o retraso de la producción", Jörg Kutsch, enfatiza la importancia del manejo especializado.

Los cambios de temperatura se deben tener en cuenta en la planificación del transporte con el fin de evitar daños.

El reglamento de transporte por parte de los fabricantes/remitentes

Por lo general, el fabricante o el remitente tienen normas exactas sobre cómo se deben manipular los productos, también en lo que respecta al embalaje. Además, existe la posibilidad de que los envíos pueden ser supervisados por un inspector llamado Survey, un experto en seguimiento. "De este modo, la carga se inspecciona regularmente y se comprueba si hay daños", explica Jörg Kutch. "Los fabricantes lo usan con bastante regularidad, ya que son sus productos los que deben llegar al destino de manera segura". Sin embargo, tal medida no es necesaria para todos los envíos. Si es necesario "recomendamos y asesoramos a nuestros clientes al respecto", dice nuestro especialista.

Se necesita equipos especiales siempre que se transborden productos de acero y el acero mismo.

Requisitos para el transbordo y la estiba

Donde sea que se carguen o transborden productos de acero y acero mismo, se necesita equipos especiales para ello. "Por lo general, este equipo está disponible en los puertos", comenta Jörg Kutsch. Las vigas transversales / de levantamiento para tubos largos, las grúas con campos magnéticos para tubos recubiertos y los ganchos especiales para bobinas son ejemplos de equipos especiales necesarios para manejar los diferentes tipos de productos de acero.

Sin embargo, hay aspectos que deben tenerse en cuenta al embarcar a un buque. "La posición de almacenamiento en un buque debe elegirse según la sensibilidad de la carga", explica Jörg Kutsch. Por lo tanto, en un buque, la carga sensible a la humedad debe ser almacenada en una posición protegida. Además, debemos considerar que no todos los productos de acero y el acero mismo son apilables. Tal carga debe ser almacenada “sola” sin que se guarde ninguna carga adicional a ella.

Tenga en cuenta los límites de peso en el país receptor

Dado que los productos de acero y el acero mismo no son por lo general "pesos ligeros", los límites de peso deben verificarse y considerarse también para la planificación en el transporte, especialmente cuando deben enviarse por camión. "Dependiendo del país, se establecen diferentes límites de peso para el transporte por carretera", explica Jörg Kutsch. "Los límites pueden variar enormemente. Mientras que el límite de peso para el transporte por carretera en Alemania es generalmente de 40 t, en otros países puede estar muy por debajo de eso. Y, por supuesto, también depende de las condiciones de las carreteras a lo largo de la ruta que deberá cubrirse.
El hecho es que a través de una planificación anticipada del transporte en el país receptor, los costes y los retrasos de entrega adicionales pueden ser evitados. "Si los productos tienen que volver a empaquetarse para cumplir con las restricciones de peso para el transporte posterior, cuesta tiempo y dinero", comenta Jörg Kutsch.

Transporte de barcazas como alternativa

Una alternativa al transporte previo y posterior en camión, dependiendo de la ubicación del consignatario, es el transporte en barcaza. "Esta es una alternativa para evitar viajes largos y atenuar el problema de las restricciones de peso, al menos parcialmente", comenta Jörg Kutsch. "Con respecto a nuestras soluciones logísticas para productos de acero y acero como materia prima, estamos atentos a todas las alternativas para poder ofrecer una solución de transporte verdaderamente beneficiosa para nuestros clientes."

23 de noviembre de 2017


Artículos relacionados